EL BLOQUEO DEL LECTOR: QUÉ ES Y CÓMO EVITARLO

bloqueo del lector

Seguro que alguna vez, aunque seas amante de la lectura, has perdido la motivación por esta afición. Por más que lo intentas, no eres capaz de avanzar con un libro y te quedas atascado, llegando a tardar mucho tiempo en terminarlo o incluso dejarlo de lado. No te preocupes, a todos nos ha pasado y tiene un nombre: bloque del lector. Este fenómeno afecta a personas en todo el mundo de una forma u otra y por diferentes motivos, como vamos a ver a continuación.

¿QUÉ ES EL BLOQUEO DEL LECTOR?

Se trata de una fase en la que el lector o lectora no siente entusiasmo por la lectura, bajando el ritmo del tiempo que le dedicaba, en mayor o menor medida. Con respecto al momento y período donde aparezca este bloqueo, no podemos dar una respuesta concreta, depende de las personas y sus circunstancias. Por lo tanto, puede abarcar días, semanas o incluso años.

Cuando se produce el bloqueo del lector, muchas personas sienten angustia al no saber el motivo que les ha llevado de leer prácticamente a diario a no ser capaz de terminar ni un solo libro.  Desde Ediciones Pangea, te ofrecemos este artículo para tratar de proponerte una serie de soluciones a este problema. Pero, antes de nada, recordemos que para poder cortar de raíz el contratiempo, primero debemos identificarlo tanto a él como a las posibles causas que lo originan: 

POSIBLES CAUSAS DEL BLOQUEO DEL LECTOR 

Son múltiples las causas que pueden originar este tipo de bloqueos: 

  • La primera de ellas puede ser el entrar en comparaciones. Es posible que hayamos leído una novela que nos haya cautivado tanto que al leer la siguiente notemos que le falta algo. Debido a las múltiples comparaciones con la anterior lectura, podemos perder el interés por esta. 
  • Otra causa, sin embargo, puede ser todo lo contrario: que estemos leyendo una novela tan densa que, sin nosotros esperarlo, vaya terminando con nuestras ganas de leer progresivamente.
  • Muchas personas terminan dejando la lectura porque la toman como una obligación en lugar de una afición, lo que impide disfrutarla al completo.
  • A veces, nos empeñamos en leer todos los libros posibles solo por cumplir con un objetivo o comenzar cuanto antes el siguiente, en lugar de centrarse en disfrutar el libro en el que estés inmerso en ese momento. Este ímpetu provoca angustia e impide que la lectura actual se desarrolle con normalidad, llegando a frustrar al lector o lectora. 
  • También tenemos los libros que nos resultan extremadamente largos, o que directamente no están resultando de nuestro agrado y que, aun así, nos forzamos para terminarlos, lo que puede provocar un futuro rechazo temporal a la lectura. 
  • Los factores externos también influyen en el bloqueo del lector. Por ejemplo, un aumento en la vida social puede llegar a descuidar el hábito lector.
  • Por último, otra influencia externa que provoca el bloqueo del lector es la vida rutinaria, con la que algunos lectores vuelcan esta situación personal en el género literario que les solía entretener, llegando a dejarlo de lado por aburrimiento. Sin embargo, el problema radica en la necesidad de cambiar el hábito de vida con nuevas motivaciones, incluyendo la lectura.

De todos modos, ante este tipo de situaciones, lo mejor es mantener la calma y recordar que, simplemente, se trata de un episodio temporal y que más pronto que tarde estaremos disfrutando con las mismas ansias que antaño de un buen libro entre nuestras manos. 

CÓMO EVITAR EL BLOQUEO DEL LECTOR 

Si te encuentras en esta situación de bloqueo del lector y quieres salir de ellos, aquí te dejamos algunos consejos para volver a disfrutar al máximo de nuestra afición favorita: 

NO FORZAR LA LECTURA 

Esta es una de las causas más frecuentes que provocan este tipo de bloqueos. No son pocos los lectores que, una vez empiezan un libro, se toman como un reto personal el terminarlo, les guste o no les guste lo que estén consumiendo en ese momento.  Lo mejor, en el caso de que no sea de tu agrado, es que dejes de leerlo. Ya llegará (o no) el momento de tu vida en el que te sientas más motivado para dedicarle tiempo a ese texto.

Si por el motivo que sea no te apetece seguir con una lectura, tómate un respiro y baraja otras opciones, no ocurre absolutamente nada. Y, si por lo que sea la lectura te está interesando, pero no te apetece leer en ese momento, haz lo mismo que en el caso anterior: tómate un respiro y dedícate a aquello en lo que realmente sí encuentras motivación en esos instantes. De esta forma, verás cómo pronto vuelven esas ganas incesantes de devorar capítulo tras capítulo. 

LEER NOVELAS CORTAS 

Cuando tengamos estos pequeños períodos de crisis, una gran forma de salir de ellos es mediante el consumo de relatos de corta extensión o incluso novelas gráficas, un contenido más ligero con el que recuperar la pasión lectora. Como hemos comentado anteriormente, una de las causas que puede provocar este tipo de bloqueos es precisamente la lectura de obras de una extensión considerable, que puedan acabar resultándonos algo tediosas a la hora de ser afrontadas. 

RELEE UNO DE TUS LIBROS FAVORITOS 

Se trata de uno de los mejores consejos a seguir si queremos salir de ese proceso tan frustrante como lo es el bloqueo del lector. Al igual que todos tenemos una o varias películas que seríamos capaces de ver un millón de veces sin parpadear, o una canción que por mucho que la escuchemos no nos cansamos de ella, lo mismo ocurre con los libros.  

Todos tenemos alguna obra que no nos importaría leer y releer hasta la saciedad y que, aunque sepamos con certeza todo lo que va a terminar ocurriendo en la trama, cada vez que le echamos un ojo nos motiva a continuar leyendo. Será una forma efectiva de recordar el motivo por el que amas tanto los libros.
 

LEE EN COMPAÑÍA 

EL BLOQUEO DEL LECTOR: QUÉ ES Y CÓMO EVITARLO

Como ocurre con todo en la vida, en compañía se vive todo de forma distinta. Existen clubes de lectura donde compartir opiniones sobre diferentes obras con otras personas con intereses similares a los nuestros. La verdad es que esto puede resultar de gran ayuda a la hora de recuperar la ilusión y las ganas de volver a leer. 

A día de hoy, podemos encontrar un sinfín de formas más de leer en compañía, bien sea de manera presencial (los clubs de lectura que comentábamos en el párrafo anterior) o de forma virtual (existen comunidades que organizan lecturas en grupos de forma semanal o mensual). 

Además de los beneficios que todo esto puede traer de cara al bloqueo del lector, también nos pone en contacto con multitud de personas que compartan nuestros gustos y con las que crear afinidad. 
 

LEE UN SOLO LIBRO A LA VEZ 

Lo más habitual es llevar a cabo una sola lectura a la vez, pero hay personas que se ven capacitadas y prefieren leer dos o incluso más relatos al mismo tiempo. Esto último no es muy recomendable, puesto que puede llegar a saturarnos y desembocar en un bloqueo de lector en cuanto menos lo esperemos. Debemos disfrutar con la calidad de la lectura y no con la cantidad. Además, esta afición no vive de competir para ver quién lee más libros, sino de gozar con una actividad capaz de ofrecernos muchísimos beneficios. Es por ello que, en el caso de ser del tipo de personas que se desvive por leer en cantidad, lo recomendable sería pasar a leer obras de una en una y aprender a entenderlas y disfrutarlas de forma extendida. 

RECIBE NUEVAS RECOMENDACIONES LECTORAS

Puede ser que necesites un nuevo género literario y, en ese caso, busques recomendaciones que te ayudarán a probar nuevos estilos para superar tu desidia. En ese caso, desde Ediciones Pangea tenemos todo tipo de recomendaciones. Echa un vistazo al catálogo de libros y apunta las obras que más te llamen la atención. ¡Te ayudaremos a superar tu bloqueo del lector!

📚 Catálogo de libros en Ediciones Pangea

compártelo

1 comentario en «EL BLOQUEO DEL LECTOR: QUÉ ES Y CÓMO EVITARLO»

Deja un comentario